Ante una crisis, mantén la calma ¡He vuelto!

publicado en: Blog | 13

Hoy te cuento que no pasa nada si estás en crisis. Es normal. Aprende a afrontar la crisis y a salir de ella. Acompáñame en el post de hoy.

 

En este post encontrarás:

  • Mi experiencia personal
  • Definición de crisis
  • Pasos para afrontarla
  • Acepta, observa y como siempre ¡aprende!
  • Preguntas poderosas
  • Video Roar

 

Fondo de paisaje y frase que dice Tiempo para respirar. Sal de la crisis.

 

Dicen que lo único que permanece es el cambio… y es que… ¿Qué es la vida sin cambios? No sería vida. Sería como un cuadrado (sin profundidad, textura, ni sonido) estancado en mitad de una carretera.

 

Y esto para decirte: ¡He vuelto!

 

Disculpa que no te escribí durante las vacaciones de verano, ni tras el regreso de vacaciones. La verdad, ¿la verdad? Estaba en una especie de crisis. Sí, ya sé: soy coach ¿y? Todas las personas vivimos este tipo de etapas en algún momento.

Así que he decidido escribir mi primer post de esta época del año contándote lo que he aprendido. ¡Como siempre! con miras a compartir lo que me ha servido y lo que no me ha servido. Porque sé que, en algún momento, te picará este bichito. No te lo deseo o sí. Nunca se sabe. Tras una crisis surgen cosas maravillosas.

 

¡Here we go!

 

¿Qué es crisis para ti?

 

Definición de crisis. Recuerda no quedarte con los conceptos antiguos o de otros. Busca en tus cajones la definición de “crisis” para ti.

Para mí, para Catalina Gutierrez Zuluaga, en este momento de mi vida, CRISIS es:

Momento en el que algo de mí no se siente cómodo y me lanza una llamada o una señal de vida para que me entere de que algo no va como debería de ir. Así que atiendo a esa llamada, busco, siento, me confundo, me aclaro y cuando me doy cuenta qué parte de mí me hizo esa llamada y para qué… tomo acción y continúo.

Ahora sí, ¿cómo afrontar una crisis?

 

#1

 

Reconoce que algo está pasando. No intentes negarlo, porque en algún momento y de alguna manera saldrá.

Deja que las lágrimas salgan, si así lo desean. O deja que las palabras escriban lo que sientes. O, simplemente, expresa lo que estás sintiendo. Si tienes algún lugar para gritar ¡gritaaaaa!  Sí, todo es válido mientras no le hagas daño a alguien. Deja que el cuerpo exprese lo que está sintiendo.

 

#2

 

Respira con calma y observa. Es precioso cuando aprendes a observarte en tus diferentes momentos. Recuerda que eres un ser humano como todos. Es normal vivir diferentes tipos de momentos. Este es uno de ellos.

 

#3

 

La crisis es una época para revisar situaciones, estados, ideas, creencias… así que, toma el tiempo y el espacio que necesites para pensar en ello. Yo le he llamado “tiempo de encaracolamiento”. Un tiempo en el que yo requiero estar dentro de mi caracol y necesito estar lejos de la multitud y los acontecimientos.

 

#4

 

Busca apoyo. Seguramente, tienes a alguien en la familia o entre tu grupo de amigos para hablar. Si lo ves necesario, busca ayuda profesional. En mi caso, cuando necesito apoyo tengo una familia y amigos maravillosos que me dan su amor y su escucha (y también sus “super abrazos”). También le pido a algún amigo coach que me haga alguna sesión. Y recurro a las técnicas de coaching, PNL  y otros métodos que me son muy efectivos.

Por cierto, es un buen período para saber quién está realmente a tu lado en tus diferentes momentos y estaciones. ¡Gracias por vuestra paciencia, respeto y amor!

 

#5

 

Evita recrearte en tu crisis. Está bien vivirla, pero no la alimentes. Yo la he alimentado un tiempo y ¿la verdad? no tiene sentido. Así que, deja que te dé lo que te tiene que dar y que luego se vaya hacia donde se tenga que ir.

 

#6

 

Escribe, escribe, escribe… En mi caso he escrito las ideas que me llevaban a sentirme así.

Me he preguntado:

¿Qué idea me ha llevado a sentir esta crisis? (Gracias Raúl. Tú me recordaste la importancia de esta pregunta).

¿Es una idea que me beneficia, que me gusta o que destruye?

¿Qué pasaría si no tuviera esa/s idea/s?

¿Me gustaría cambiar esa o esas ideas/creencias?,

¿Qué nuevas ideas/creencias puedo utilizar para reemplazar a las anteriores?

 

#7

 

¡Aprende! Una crisis te deja aprendizajeeeeeeee. Si no aprendes nada… entonces… ¿de qué ha valido la crisis? Ábrete a aprender, a recibir. Está bien adquirir nueva información, conocimientos, material o recursos. Recuerda que el tronco flexible baila con el viento. El que no lo hace.. se quiebra.

 

#8

 

Cuando estés preparado/a toma tus crisis y, si te apetece, patéala, suéltala y lánzala al aire. En mi caso, le doy las gracias. Tomo mis enseñanzas y las guardo en los bolsillos. Luego, pongo la crisis en una flor en el río y la veo marcharse… siempre con mucho amor.

Luego, ponte tus zapatos deportivos, sal a correr, baila (como yo en el baño) o haz algo que represente que estás de regreso… preparado/a con nuevas herramientas que te ha dejado este momento para seguir viviendo todas las maravillas que te depara la vida.

 

Gráfico que dice principalmente: Ante una crisis mantén la calma

¿Vivimos?

¡Te invito a vivir!

¡Te invito a que sigas escribiendo tu historia personal!

Yo he decidido seguir escribiéndola con la gente que me encanta.  ¡Gente como tú!

 

 

Y para completar esto post, el tema “Roar” de Katy Perry, interpretado por Savannah. Escucha el coro: “…Tengo la mirada del tigre… el fuego, bailando a través del fuego, porque yo soy una campeona, y tú vas a oírme rugir, más alto, más alto que un león…”

 

13 Comentarios

  1. Diana
    | Responder

    que lindo cata…..lo importante de las crisis son los aprendizajes que nos permiten evolucionar en todo momento….la vida es energía en movimiento y siempre aplicar, aplicar y aplicar lo aprendido….besotes

    • Catalina
      | Responder

      De eso se trata Diana, de aprender y de aplicar. Yo misma me aplico los ejercicios que pongo en mis posts y lo más lindo es que me funcionan. Un abrazo,

  2. Elena
    | Responder

    Precioso,Cata!Me encanta cómo has sacado el lado positivo de todo.Ahora no hay quien te pare…☺️

    • Catalina
      | Responder

      Sí Elena, es importante mirar siempre el lado constructivo de las situaciones que vivimos 🙂 Esto es uno de los puntos que me da más fuerza en mi vida de hoy.

  3. alfonso vanegas ospina
    | Responder

    Felicitaciones, comparto totalmente tu enfoque, y las herramientas planteadas, las aplico pues comparto experiencias similares de las que busco lo mejor y me pregunto en ellas cual sera el mensaje que debo aprender, me forme como neurocoach y como dicesno somos inmunes, somos humanos, sentimos, vivimos y compartimos experiencias. Gracias por tu valioso aporte

    • Catalina
      | Responder

      Gracias Alfonso por comentar el post. Por supuesto, somos humanos. Ahí está dicho todo. Un abrazo,

  4. Enrique
    | Responder

    Muy bueno Cata! Sigamos aprendiendo juntos!!!

  5. marisol
    | Responder

    Las crisis hacen parte del proceso de aprendizaje de todo ser humano. Gracias por compartir lo vivido y por invitarme siempre a seguir mis sueños. Tqm

    • Catalina
      | Responder

      Mari, me alegra mucho que mis posts y videos te impulsen o contribuyan a que vivas tus sueños. Estoy feliz de poder contribuir.

  6. Claudia
    | Responder

    Cata me alegro que estés de vuelta. ¡Lo celebro! Gracias pro recordarnos que no somos seres lineales, que sentimos y aprendemos con nuestras “crisis”. Ya me contarás sobre esta experiencia. Un abrazo fuerte.

    • Catalina
      | Responder

      Gracias por celebrarlo 🙂 Claro que sí Claudia, no somos seres lineales. Somos seres en constante desarrollo y crecimiento. Un abrazo fuerte para ti también,

  7. Rocío Zuluaga
    | Responder

    Qué rico es tener la valentía para sacar todas esas cosas que nos agobian.
    felicitaciones, eres valiente, eres una guerrera.
    Gracias hijita por todos tus aportes.
    TE AMO

    • Catalina
      | Responder

      Gracias mami. Puede ser que haya que tener valor para compartir lo que experimento, pero creo que hay un punto clave y es el saber que todos los seres humanos compartimos una serie de vivencias. Que sentimos alegría, dolor, amor, motivación, desánimo, etc. y si lo sentimos, ¿por qué hay que esconderlo? Si aprendemos a ver las experiencias desde la aceptación y aprendizaje (para mejorar) creo que es más fácil hablar de lo que nos sucede. Gracias por tu apoyo mami,

Dejar un comentario