8 pasos para comunicarnos mejor

8 pasos para comunicarnos mejor

publicado en: Blog | 0

La comunicación con asertividad nos ayuda a ser más felices y a lograr objetivos

Una buena comunicación –con asertividad– puede ayudar a construir una hermosa relación, y una comunicación inadecuada puede deteriorarla y destruirla.

 

Asertividad:

He buscado algunas definiciones para compartirte, pero finalmente he decidido contarte de manera sencilla que, comunicarte con asertividad significa: expresar lo que piensas y sientes respetándote a ti y respetando al otro, siendo claro y sincero, con un tono moderado. (¿Quieres conocer una definición más completa? acá te dejo un link)

¿Cuántas veces has querido decir "no"

y no lo has dicho por temor a algo? No estás siendo asertivo, no estás expresando lo que piensas.

¿Cuántas veces has dicho o hemos dicho lo que pensamos pero de una manera agresiva? En ese momento no estamos comunicándonos con asertividad.

¿Cuántas veces has hablado de manera moderada y respetuosa pero no has dicho la verdad? No eres asertivo cuando haces esto. 

Decir lo que pienso de una manera clara y respetuosa en el momento y con el tono adecuado… ¿es fácil o es complejo?

Usemos la asertividad para comunicarnos

La clave está en practicar y entender

Te puede suceder que seas asertivo y que a la otra persona no le guste tu comunicación porque no está preparado/a para escuchar un “no”,  “no quiero ir, prefiero quedarme en casa”, “no estoy de acuerdo”, “creo que estás equivocado por …”, etc. Porque cuando eres asertivo eres honesto y hay personas que no están preparadas para escuchar algunas cosas.

 

Particularmente, me he ido entrenando muy bien para decir lo que pienso y siento y, ¿sabes algo? me encanta, me hace sentir libre. Pero… ooopsss, aún me falta practicar muchoo para encontrar el tono y el momento adecuado en algunas situaciones (que, afortunadamente, ya he identificado. Estoy trabajando en ello).

Y en este camino, te puedo compartir

8 pasos para que impulses comunicaciones asertivas en tu vida personal y profesional:

 

1

Claridad en el mensaje

¿Qué te puede ayudar a ser claro/a? Acá algunas sugerencias: conocerte mejor, aprender a identificar lo que te gusta y lo que no, identificar tus valores y prioridades.  Mientras más te conoces aprendes a tener más claros tus mensajes internos y, por ende, los mensajes que quieres comunicar al mundo.

 

2

¿Tienes alguna intención con el mensaje que vas comunicar?

Mejorar una relación, tomar una decisión, contribuir a construir un proyecto… O es un mensaje que busca destruir o dañar. Que tu mensaje tenga algún sentido constructivo.

 

3

Expresarte

¿Es importante para ti expresar lo que piensas o sientes? Date tu lugar. Respeta esa necesidad de comunicarte y decir lo que piensas. No te guardes las cosas si sientes esta necesidad, si tienes claro lo que vas a decir y si hay una intención constructiva.

 

4

Aprender a decir "no"

Así como dices con tanta facilidad “Sí”, aprende a decir “No” si es lo que sientes. Entrénate para expresar: Esta vez no te puedo apoyar, estoy muy cansado/a. La próxima vez lo hago con el mayor de los gustos. Hoy no, quizás en otra oportunidad. Comienza a practicarlo en situaciones sencillas y luego será más fácil expresarte en situaciones complejas.

 

5

Hechos, no juicios

Importante: Habla de hechos y evita juicios. (Lee los posts anteriores acerca de los malentendidos y las suposiciones). 

 

6

Yo...

Emplea: Yo pienso, yo creo, yo siento. Evita: uno cree, la gente piensa… Habla desde tu posición. No hables de la posición de otros o de una visión general.

Ejemplo: Yo prefiero hacer la presentación porque conozco muy bien el contenido del informe y me encanta el diseño gráfico. Evita: No hagas tú la presentación pues no conoces bien el informe y no sabes de imagen.

 

7

Algunas técnicas

Si se trata de una conversación en la que quieres expresar algo que debe mejorar un socio, un empleado, un amigo, tu pareja o un familiar, puedes emplear la técnica del sándwich.

El sándwich para comunicarnos con asertividad

El pan es esa primera frase que dices de manera constructiva (habla de un buen comportamiento de la otra persona o algo que quieras destacar), la carne o los champiñones (para los vegetarianos) es lo que realmente quieres expresar (por lo general es algo que quieres que mejore la otra persona, según la situación que se presenta), y luego cierras esa corta intervención con el otro pan, otra frase constructiva.

 

Ejemplo:

Gracias por tu presentación, ha sido muy interesante y creativa. No obstante, veo que no se incluyó el tema financiero que es muy importante para la sostenibilidad de este proyecto. Me gustaría que revisaras ese tema con tu equipo y que nos volviéramos a reunir la próxima semana. Cuentas con un equipo excelente y sé que encontrarás la manera de incluir este tema para que el proyecto sea un éxito.

 

También puedes tener en cuenta la fórmula DEPA: D de descripción de lo que ha sucedido, E de expresión de lo que sientes al respecto, P de petición de cambio de comportamiento y A de agradecer. (por cierto, cuando termines de leer este post te invito a descubrir el camino de la comunicación no violenta).

 

8

Encontrar el momento

Y recuerda podemos aprender a encontrar el momento y el tono adecuado para comunicarnos de manera asertiva. Es posible, pero, como te dije antes, requiere practicar mucho.

Me encantan los retos, ¿y a ti?

¡Vamos a comunicarnos con asertividad!

Claves para comunicarnos con asertividad

Seamos valientes para decir lo que pensamos.

Seamos respetuosos con nuestros pensamientos y con los de otros.

Seamos personas que nos comunicamos con asertividad.

¿Quién dijo que iba a ser fácil? pero es emocionante y esperanzador.

Un abrazo,

 

Te comparto la versión que realizó UNICEF del tema Imagine (Imagina) de John Lennon.

Dejar un comentario