¿Malentendidos con tu pareja, hijos, padres, socio o jefe?

¿Malentendidos con tu pareja, hijos, padres, socio o jefe?

publicado en: Blog | 0

¿Malentendidos?

Este post está cargado de: datos claves acerca de la comunicación y los malentendidos, unos tips para reducir los malentendidos en nuestras vidas, un video divertido, imágenes, una canción perfecta para el tema (Talk to me) y los tesoros que quieras encontrar.

****

Nuestros días ya están llenos de malentendidos simplemente por el hecho de comunicarnos, como mínimo, con una persona. 

¿Y por qué digo esto?

Podría abordar temas de teorías de la comunicación y algunos experimentos que se han hecho por años en diversas partes del mundo, pero he decidido resumirlo de la siguiente manera.

Aspectos importantes a tener en cuenta en un proceso de comunicación para efectos de este post:

  • Cuando participamos en un proceso de comunicación implicamos: palabras, silencios, expresiones no verbales, entonación y contexto. Muchos elementos, ¿no?
  • Si nuestras palabras y demás expresiones no son coherentes con el mensaje que damos, pueden producirse  malentendidos, ambigüedades y confusiones.
  • Además, cuando expresamos algo, creemos que estamos “controlando” lo que estamos diciendo, en otras palabras, creemos que sabemos exactamente lo que estamos diciendo, pero en muchas ocasiones, si alguien nos grabara, identificarías, quizás, que no dijimos exactamente lo que creímos que estábamos diciendo o que no dijimos lo que queríamos decir. ¿Se entiende esto?
  • Finalmente, el que escucha la información hace un filtro de lo que le decimos de acuerdo a la cultura a la que pertenece, a su educación en el hogar y fuera de casa, a sus experiencias, a sus emociones, al momento en el que está viviendo o a su edad, etc. (No, no creas que hacemos este análisis conscientemente. Sería una locura).

¿Qué?

Te digo que en un proceso de comunicación con tus padres, con tu pareja, con tus compañeros de trabajo, con tus hijos, amigos u otras personas, entran muchas variables. 

(Ten paciencia. Más abajo te cuento aspectos a tener en cuenta para reducir los malentendidos en tu vida).

Te voy a compartir un ejemplo sencillo y divertido con este video de “pos it” que muestra un gran malentendido en un pareja. ¡Mira el video! (Me disculpo de antemano por alguna palabra “fuerte” que pueda ser dicha en el video y que te pueda incomodar).

 

¿Ya viste el video?

Existen muchos otros casos. A veces es solo una confusión que pasa desapercibida, pero, en otras ocasiones, los malentendidos dan lugar a rupturas u otro tipo de consecuencias.

Pero, ¿por qué le damos tan poca importancia a los malentendidos?

¿Quizá para evitar afrontar la situación? 

Cuando percibes que ha sucedido un malentendido con un par de amigos y les sugieres: ¿por qué no hablan y aclaran el tema? Por lo general, las respuestas son de este tipo:

-¿Para qué voy a hablar con él?

-Prefiero no tener problemas con nadie.

-Dejemos así este tema.

-Ya sé lo que me va a decir y no me interesa.

-Si yo sé lo que piensa…

 

¿Cuándo nos convertimos en “dioses”?, ¿cuándo te convertiste en un “dios” o una “diosa”?

 

La vida es un aprendizaje constante. Y qué mejor que aprender a comunicarnos con la gente que nos rodea. Me parece un reto maravilloso. Es verdad que es un proceso de aprendizaje de dos. Si el otro también quiere aprender a comunicarse mejor conmigo, y si yo quiero aprender a mejorar mi comunicación con él, ¿qué puede salir de ahí? Una muy buena comunicación. Si el otro no quiere aprender, observo lo que a mí me corresponde y aprendo a mejorar para evitar, al máximo, los malentendidos.

Cometeremos errores

Quizá te preguntes esto: ¿Cometeré errores? claro que sí. ¿Tú los cometerás? claro que sí, pero creo que vale la pena aprender a expresar lo que piensas y lo que sientes, y aprender a escuchar al otro.

 

VALE LA PENA APRENDER A DECIR LO QUE PIENSO, LO QUE SIENTO Y LO QUE NECESITO. VALE LA PENA APRENDER A ESCUCHAR LO QUE EL OTRO PIENSA, SIENTE Y NECESITA.

 

¿De qué sirve decir que estás en la piscina, si no te mojas?, ¿si no nadas?, ¿si no pruebas?, ¿si no experimentas?, ¿si no mejoras?

¿Qué sentido tiene decir: “yo me comunico muy bien con todo el mundo, no tengo ningún problema ni malentendidos”, si realmente lo que haces es: fingir, decir lo que el otro quiere escuchar, evitar decir “no” para que nadie se enfade, tragarte tus pensamientos y emociones para evitar afrontar una situación? Para mí, esto es como estar en la piscina y no mojarte.

 

¡Lánzate al agua!

Lánzate al agua, habla y evita malentendidos

Cuando vayas a expresar algo importante, puedes tener en cuenta lo siguiente (yo también lo tendré en cuenta):

Claridad

Esfuérzate por expresarte claramente (lo intento. A veces funciona y a veces no). Algunos tips, emplea: yo pienso, yo creo, yo considero, en vez de: lo que nosotros pensamos (¿estás seguro que todos piensan como tú?), uno creería que… ¿Quién es uno?, el vecino, el compañero… quién?

¿Cuál es el objetivo de lo que vas a decir?, ¿es claro?

Pregunta

Cuando te refieras al otro, pregunta en vez de suponer (este punto me encanta). ¿Hay algo que pueda enojar más que el otro suponga lo que tú piensas y crees? Cristian, tú piensas esto… Luis, lo que tú estás sintiendo ahora es…

Pregunta, pregunta, pegunta: Cristian, yo quiero saber qué piensas al respecto; Luis, ¿cómo te sientes?

Sinceridad

Sé sincero/a: no se trata de hacer sentir mal al otro pero sé honesto:

Gracias por invitarme al concierto pero la verdad es que prefiero quedarme el sábado en casa, tranquilamente, viendo una película. Gracias por haber pensado en mí/ Me encantan las reuniones familiares pero hoy prefiero esta conmigo, con mis lecturas y proyectos. Envíale a todos mis más cariñosos saludos. Muchas gracias por invitarme/ Veo el esfuerzo que has hecho con este trabajo y lo agradezco, no obstante, creo que hay algunos aspectos que se pueden mejorar. Sé que con tu experiencia en finanzas puedes ajustar esos detalles.

Nosotros nos preparamos para dar el mensaje con sinceridad y para expresarlo de la mejor manera, pero esto no te asegura que la otra persona esté preparado para recibirlo. En este punto reconozco que he fallado en un par de ocasiones. La idea es no dejar de ser sincero, lo ideal es aprender otros aspectos como: saber identificar el momento   para dar ese mensaje. Entendiendo ese momento como el momento en el que estás tú, en el que está el otro y las circunstancias que acompañan la situación.

Escucha la otra parte

Dale la oportunidad a la otra persona de expresarse. Evita los malentendidos. No tiene sentido que te inventes una novela o una película acerca de qué piensa el otro, cómo se siente o por qué actuó de esa manera. Tienes a la mano el elemento más fácil para saber lo que sucedió y es el poder de la pregunta y de la respuesta, el poder hablar con el otro, el poder creer en su palabra, en lo que te dice. Si es una mentira, el problema no es tuyo, es del otro. Cada uno es responsable de lo que dice, ¿por qué vas a ser responsable de lo que dice el otro?

Sin juicios

Evita los juicios, creo que en este punto podríamos reunir todo o casi todo. Cuando evitas los juicios te quitas la carga de ser un “dios”. No lo eres, eres como yo, un ser humano que se relaciona con otro ser humano. ¿Por qué querer tomar el poder y decir que sabes cómo piensan y sienten los otros?, ¿es demasiado, No? 

¿Me has entendido?

Por más que te esfuerces , el otro va a interpretar.  Una buena pregunta es: ¿qué me has entendido? Si la persona responde te ayudará a saber si sí ha entendido lo que tú querías decirle o no. Es una forma de medir y de evitar malentendidos.

No más malentendidos por favor

¿Lo ponemos en práctica?

Yo creo que se trata de que lo practiquemos en el día a día. Los resultados se irán dando en el camino. Estos resultados pueden variar mucho según tu proceso y el proceso de los otros, pero serán resultados que te muestren cuán maravilloso es SER humano y qué gran herramienta tenemos en nuestras vidas: la comunicación.

Si ahora me preguntaras qué resultados he obtenido de ir mejorando mi comunicación te diría: 

Libertad, 

Libertad es el resultado más lindo hoy.  Poder decir: no te entiendo, no lo sabía, ¿me lo puedes explicar por favor?, disculpa, me equivoqué, yo quiero, yo siento, yo creo, ¿y qué piensas tú?

Conexión, 

Siento que tener una comunicación sincera me lleva a conectarme más con mi yo real y con el tú real.

Problemas, 

Wow, ser muy sincera también me ha traído problemas que me recuerdan que somos muchos millones de personas viviendo en la Tierra y que somos muchos millones de mundos. Cada persona actúa diferente.

Más información real, 

Obtengo más información con sentido… de las personas y de las situaciones.

¿Volvería atrás para evitar las dificultades por querer ser sincera y querer mejorar la comunicación? NO. Voy hacia adelante y sé que en algún momento encontraré el punto de equilibrio entre mi mundo y tu mundo para que nos podamos conocer mejor a través de la COMUNICACIÓN.

¡Comunícate!

Recuerda que en el post anterior comencé con el tema de las relaciones ¿Desde dónde te estás relacionando? Léelo acá. En la siguiente entrega continuaré abordando estos temas que, si comenzamos a practicar desde la observación y la responsabilidad, nos pueden llevar a tener más felicidad en nuestro día a día.

Un abrazo,

Te dejo con el tema de Allie Farris, Talk to me (habla conmigo). Si quieres conocer la traducción, léela al final de este post.

Habla conmigo (Talk to me, Allie Farris)

 

Habla conmigo, dime lo que quieras. No me dejes adivinando qué es lo que hay en tu mente.

Camina conmigo, deja tus pensamientos ser libres. Ábrete conmigo y miremos qué encontramos.

 

Habla conmigo. Dímelo todo. No tenemos nada que perder. Habla conmigo.

Dime lo que sientes. Déjalo salir. Habla conmigo.

Susurra tus miedos y caerán como las hojas.

 

Estoy en casa junto al teléfono. Me siento sola por estos días…Estas noches silenciosas.

Desearía que me llamaras y que dijeras que ya es suficiente.

y que quieres reconciliarte tras el tiempo que hemos perdido.

 

Habla conmigo. No me hagas esperar para ver que puedes elegir irte.

y dejar todo esto atrás. Habla conmigo. Dime lo que sientes, déjalo salir. Habla conmigo.

Susurra tus miedos y caerán como las hojas. Susurra tus miedos. Estarán seguros conmigo. 

Dejar un comentario